Bacalar, ideal para los amantes de la naturaleza

El Pueblo Mágico de Quintana Roo destaca por su belleza y atractivos naturales como la Laguna de los Siete Colores.

Por: Irene Licona

Habitada hace casi 15 siglos por los Mayas, actualmente Bacalar es considerado un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos (buceo, esnórquel, kayak, paddle board y paseos en lancha),  que pueden practicar en la laguna del mismo nombre (Bacalar), conocida como la “Laguna de los Siete Colores”, porque en sus aguas se pueden apreciar siete tonalidades de azul, debido a las distintas profundidades de la misma.

Para los amantes de la adrenalina, los Rápidos de Bacalar (que conectan la laguna con el Río Hondo a través del estero de Chacconocido como el Canal de los Piratas) son una parada obligatoria.

Aquí se puede navegar sobre sus aguas y nadar para admirar los estromatolitos, estructuras minerales parecidas a las estalagmitas únicas en la zona y que son muy importantes para la vida marina.

Situada en la ribera de la Laguna de Bacalar (la más importante de las lagunas del estado de Quintana Roo) actualmente Bacalar es una población dedicada fundamentalmente al turismo, mismo que se desarrolla entre la laguna –que se desarrolla entre la laguna en la que se encuentra situada-, los sitios arqueológicos mayas cercanos y la ciudad de Chetumal.

También puedes leer: Mineral del Chico, meca para los amantes de la aventura.

 

En este Pueblo Mágico, que se localiza a 40 kilómetros al norte de Chetumal (capital del estado) el principal atractivo turístico de la ciudad es la Laguna; donde existen algunas zonas con  microbialitos parecidos a corales blancos, así como un balneario en el que se puede practicar natación o  hacer una excursión en bote por los alrededores de la misma.


Otro de los principales atractivos de Bacalar –Bakhalal, que en maya significa “Cerca o rodeado de carrizos”- es el Cenote Azul, ubicado a cuatro kilómetros de la ciudad; famoso por la trasparencia de su agua, que permite observar perfectamente desde la superficie hasta una profundidad de 30 metros. A las orillas del cenote existe un restaurante.

También puedes leer: Salvatierra, Pueblo Mágico entre distinción y tradición.

En el antiguo Fuerte de San Felipe de Bacalar, también se puede visitar el Museo de la Guerra de Castas o Museo del Pirata, donde se exhiben armas y objetos de los fundadores de esta localidad, y la lucha de estos con grupos mayas, así como del ataque de piratas que sufrió la ciudad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *