Hipp, líder en alimentación orgánica, llega a México

Dentro del catálogo de productos de Hipp destaca Combiotic, la fórmula láctea orgánica más vendida en Europa. 

Por Dania Hinojosa

Recientemente se celebró la presentación oficial de Hipp en México, una empresa familiar alemana fundada hace más de 120 años, presente en 60 países y que lidera el mercado de las fórmulas lácteas orgánicas en Europa con Combiotic, una marca libre de azúcares añadidos, sabores y colorantes artificiales, transgénicos, hormonas y pesticidas.

¿Qué es un producto orgánico? 

El término orgánico se refiere a una forma de cultivar que armoniza con la naturaleza y es sustentable, es decir, involucra desde que las vacas se alimentan con pastos que no han sido expuestos a pesticidas y herbicidas químicos, que vivan sueltas en los prados y sin estar sujetas a hormonas para aumentar la producción, lo cual da como resultado una leche con propiedades únicas.

Por lo que una fórmula láctea orgánica no contiene resíduos químicos sintéticos y de pesticidas e insecticidas, conservadores, colorantes y saborizantes artificiales, restantes de hormonas sintéticas y de crecimiento ni organismos genéticamente modificados (GMO).

La certificación europea que avala los productos de Hipp se rige por criterios estrictos, lo que garantiza la calidad orgánica de esta marca cuando un creciente número de estudios revelan que los bebés son más vulnerables a los pesticidas que los adultos, debido a que su hígado y riñones inmaduros no pueden eliminarlos como el cuerpo de una persona mayor.

Te puede interesar: El Sargazo y Bluefiná destacaron en Millesime 2022

De hecho, el uso excesivo de plaguicidas es preocupante en México porque se han encontrado elevadas cantidades de contaminantes tóxicos en el suelo, el agua, las plantas y especies animales.

Sólo lactosa 

La lactosa es el dulzor natural que se encuentra en la leche materna y es fundamental para el crecimiento y desarrollo porque ayuda en la absorción de calcio, fósforo y magnesio. Es la única que debe contener una fórmula porque otros azúcares adicionados como el jarabe de maíz, maltodextrina, fructosa o sacarosa generan malos hábitos desde una edad temprana, ya sea hiperactividad, problemas para dormir, falta de concentración, diabetes, depresión y obesidad infantil.

Te puede interesar: El Pepsi Center se pinta de negro y amarillo con la Watch Party Oficial de Pittsburgh en México

Una microbiota sana es la clave 

Una microbiota sana es uno de los objetivos de Hipp y la base para la salud incluso desde el primer día de vida, establece al sistema inmune, aporta al desarrollo cognitivo, reduce las alergias y la incidencia de la obesidad infantil y la diabetes. Los bebés que nacen mediante cesárea pueden restablecer la suya con el acceso a una correcta alimentación, pues no recibieron todos los beneficios naturales que se reciben al pasar por la flora vaginal.