Miguel Rodarte evoluciona actoralmente en la pandemia

El actor Miguel Rodarte destacó su transformación física y emocional  desde su proyecto Amalgama hasta Búnker

Por: Mariana Braun 

El actor Miguel Rodarte aseguró que desde la filmación de Amalgama antes de la pandemia hasta su último proyecto Búnker realizado en la emergencia sanitaria, experimentó una serie de cambios físicos y emocionales.

“Lo primero que tuve que hacer fue fortalecer mi sistema inmunológico lo que implicó cambio de hábitos, practicar  y elevar energías de gratitud, amor, compasión” , dijo en entrevista Rodarte para The Travel Citizen.

El actor agregó que dentro del proceso de trabajo desde Amalgama que grabo antes de la pandemia hasta Búnker en emergencia sanitarias  “salió de su casa a encerrarse en otro Búnker”.

Rodarte añadió que dentro de su más reciente filmación se adentró en una comedia picaresca con diversos matices  y conecta con el humor del público mexicano.

El protagonista de Búnker exaltó su entusiasmo de pertenecer a esta serie original de HBO Max donde da vida a Napoleón Ortega, un empresario cuyo negocio es un parque acuático, mismo que realiza grandes transiciones de dinero y se refugia en la ambición alejándose de su familia.

Además el actor puntualizó que dentro de la crítica voraz que la cinta hace, su personaje es sumamente materialista en tiempos de sensibilidad y buscará liderar con otro personaje similar que es Vladimiro.

Por otra parte Rodarte habló de su más reciente estreno en cines que es Amalgama  donde resaltó  su papel de dentista que convive con un grupo de amigos del mismo ámbito en una isla paradisíaca exhibiendo  sus defectos emocionales.

“Una película llena de masculinidades donde salen muchos trapos a la luz por relaciones edípicas no resueltas con la madre impidiendo tener relaciones sanas  con las mujeres”, citó.

El actor expresó que los personajes masculinos de la cinta integrados por Manolo Cardona y Tony Dalton refuerzan una cultura machista, cuya trama producida por Carlos Cuarón refleja los tiempos de la actualidad mexicana.

Por último Rodarte añadió que la película se filmó en paraísos como la reserva de la biosfera Sian K’aan y República Dominicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *