Tecnología deportiva: de rodillas mecatrónicas a movimientos operados con Apps

La directiva de Ottobock para México, Centroamérica y el Caribe destaca la relevancia de esta innovación para los atletas

Por: Anabel Clemente

La innovación tecnológica no sólo es palpable en objetos cotidianos como celulares, automóviles o computadoras, existe un sector tan importante como esos productos, se trata de las prótesis deportivas.

Rodillas que operan con un microprocesadores o algunas mecatrónicas que se pueden sumergir en agua salada, o dispositivos conectados con aplicaciones de teléfonos móviles para poder operar, así como miembros impresos en 3D son algunas de las innovaciones en las que se trabaja para los atletas paralímpicos.

Recientemente se vivieron los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y ahí abrió un Centro de Servicio de Reparación Técnica de Ottobock para los atletas que participaron, con el objetivo de atender sus necesidades tecnológicas.

La presencia de la marca alemana en la villa olímpica reflejó el incremento de las personas que se acercan a los desarrolladores de prótesis para cumplir sus sueños como atletas olímpicos.

Ottobock, que desde 1988 ha estado presente en las justas paralímpicas de verano e invierno, presentó el centro de atención con el apoyo de 106 técnicos de diferentes países, que atendieron a los atletas en alguno de los 22 idiomas que cubren.

De acuerdo con Mónica Guadalajara, directora para México, Centroamérica y el Caribe de Ottobock, cada vez son más los atletas que tienen una mejor profesionalización “y esto hace que también estemos a la altura de sus necesidades”.

“Hemos hecho todo para que los atletas siempre consigan su sueño, que es participar en los juegos, y que el insumo que utilizan, ya sea una prótesis deportiva o una silla de ruedas, cuente con todos los estándares que el Comité Paralímpico necesita para poder practicar su deporte”, añadió la directiva.

Como la innovación tecnológica también necesita de capacitación, la marca alemana cuenta con el apoyo de Heinrich Popow, medallista de oro paralímpico alemán, quien ganó medallas de oro en los 100 metros en la categoría T42 (clasificación para atletas que tienen una amputación por encima de la rodilla o discapacidad similar) masculino de 2012 y el salto de longitud en la categoría T42 masculino de 2016.

Es así que la tecnología e innovación que avanza en el deporte olímpico demuestra que no hay limitaciones, el atleta pueden alcanzar su máximo potencial y llevarlo al más alto nivel e incluso romper sus propias marcas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *