Descubre un festín de trufas en Polanco

El restaurante italiano Casa D’amico estrenó menú con una variedad de trufas que puedes disfrutar en esta temporada.

Por: Fernanda Meza 

Con un concepto de tener un buen servicio y disfrutar la experiencia gastronómica de la cocina italiana y mexicana, el restaurante Casa D’amico presentó su nuevo menú exaltando a las trufas.

Es así como su chef, Chef Walter D’amico presentó un menú de 6 tiempos, iniciando con un vino blanco espumoso proseco para preparar el paladar.

Posteriormente sirvió una focaccia de aceite de olivo, sal y romero acompañada de una reducción de balsámicos con aceite de oliva y penperoccino, el cual sobresalía un dulzor, gracias a la combinación de la reducción de balsámico y el picante.

El siguiente tiempo fue un timbal de aguacate, presentado como una deconstrucción de un raviol al estilo mexicano relleno de camarón, con cebolla, papá y zanahoria; y acompañado de una salsa de chipotle.

Este platillo generó un sabor balanceado al paladar, por el aguacate y la mezcla del camarón, no obstante cuando se junta con la salsa de chipotle, te da ese picante intenso, pero disfruta le, además de que se maridó con un vino blanco Vermentino Di Sardegna.

También te puede interesar: Soriana acerca más vino español a México.

Después, llegó una mezcla de quesos compuestos por  mozarrella, de cabra, pecorino y  parmesano revuelto con piñones con un toque de aceite de trufa y aceite de olivo que dio al paladar una textura cremosa en boca, donde se podía apreciar el piñón dando una sensación agradable y su maridaje fue con un vino blanco seco de casa maniago.


El siguiente tiempo fueron unos ravioles llamados Sergio Sarmiento, ya que el periodista los creo; así como el chef detalló que solo se sirven cinco por tradición.

Los ravioles están rellenos de pollo con queso pecorino y bañados con una salsa cremosa del mismo queso, dando una textura tersa, pero cuando se agrega el higo, da una explosión porque se mezclan los sabores dulces y lo salado, su maridaje es un vino blanco seco argentino.

Después se sirvió una posta de salmón servido con una salsa cremosa de trufa acompañado de unas papas con páprika, que dan una explosión de sabores cuando se comen juntos, esto por el sabor de la trufa, que es suave y la páprika que es un poco más pronunciado, y se acompañó de un vino blanco de la bodega de San José.

Luego se probó un cremoso Risotto de trufa acompañado de queso parmesano y su maridaje fue un  vino tinto de Barbera D’alba ejido.

Para cerrar con broche de oro,  se sirvió una panna cotta de vainilla, con un dulzor balanceado y con  frutos rojos que daban esa acidez en boca; y para acompañarlo un vino blanco dulce de Querétaro.

También te puede interesar: El menú de Thanksgiving de Casa Kun.