Conoce la historia de Virginia Woolf, escritora inmune al tiempo

Virginia, la muerte de la polilla es una obra teatral que muestra los momentos de mayor revelación de la intelectual, pero también aquellos donde la tormenta llegó a su mente.  

Por Dania Hinojosa

Gracias a su destreza, la actriz mexicana Elsie Flores es la que ahora da vida a cinco personajes en Virginia, la muerte de la polilla, puesta en escena que se estará presentando en el Foro de las Artes del Cenart y aborda la vida de una mítica escritora del siglo XX con la que la intérprete comparte un pensamiento en común: los límites no existen.

“Virginia Woolf es muy contemporánea, es impresionante cómo nos sigue hablando; es como tenerla viva y creo que por eso es muy interesante que todas las personas, incluso quienes no la conocen, se acerquen a esta obra”, dijo Elsie Flores en entrevista con The Travel Citizen, quien añadió que encontrar el hilo entre las identidades a las que interpreta fue un proceso arduo y de muchos años.

Aunque Woolf fue una intelectual que cambió la literatura para siempre, no dejó de ser humana y sentirse vulnerable, aspecto que Flores permite ver a través de su actuación, pero también la fuerza de una mujer que luchó contra sus propios fantasmas mediante la escritura.

“En los personajes que yo interpreto, por ejemplo Mrs. Ramsey que es de su novela Al faro pero en realidad hace referencia a la madre de Woolf, he encontrado cuadros lindos pero también potentes y a veces muy nostálgicos”, explicó la actriz.

La trama contiene distintas escenas donde es imposible que las emociones no se desborden, por lo que es difícil determinar un culmen. “Cada uno nos va dejando algo, en el caso de la madre, del señor Ramsey, se acerca a Virginia y le dice cómo ser, que nadie puede enterarse que tiene una mente propia y debe guardarse esa voz culta”, dijo la artista.

La pandemia le permitió a Elsie Flores explorar con detalle cada uno de sus personajes, de la mano de couchs como la maestra Ylia Popesku y la directora Aline Menassé.

Te puede interesar: Descubre la tradición oaxaqueña en una bebida

Virginia Woolf tenía muy marcado el concepto del “ángel de la casa”, el deber ser de la mujer, ese tipo de personajes que a lo mejor ya no están dibujados así en nuestra sociedad pero siguen existiendo y siendo una de nuestras realidades que no han cambiado.

Sobre esta misma línea, Flores confesó que uno de sus papeles más desafiantes, entre ellos Vanessa Bell -hermana de Virginia Woolf-, Vita Sackville-West y Orlando y Mrs. Dalloway, fue justamente Mrs. Ramsey.

Fue complicado por sus decisiones y cómo trataba a sus hijas, porque no puedes enjuiciar a tus personajes, sino más bien ponerte en sus zapatos y ver cuáles eran sus circunstancias para tener ese pensamiento muy de su época.

Los momentos y demás personajes que aparecen a lo largo de la obra, cada uno perteneciente a una época distinta, le dan riqueza a la trama y adentran al espectador al monólogo interior de Woolf, develando su creatividad y a la vez los problemas mentales con los que la autora lidiaba día con día.

Virginia, la muerte de la polilla bajo la dirección de Aline Menassé, tendrá funciones de jueves a domingo hasta el 20 de noviembre del presente año.

Te puede interesar: Vive una experiencia a lo neolonés desde CDMX